La imprenta es un ejército de veintiséis soldados de plomo con el que se puede conquistar el mundo 

Johannes Gutenberg

Han pasado muchos años desde esta frase y muchas cosas han cambiado en la forma en la que nos comunicamos, pero la fuerza de su mensaje permanece intacta. Quizá no pretendemos conquistar el mundo, pero si al menos cambiar parte del nuestro. Hoy, afortunadamente, existen muchas formas de hacerlo. Vamos a lanzar nuestro mensaje… y a ver qué pasa.